En medio de ti

No lo ves, yo sé que no lo ves. Hay momentos en que por más que lo necesites y lo desees, no lo ves. Las nubes del dolor y de la tristeza son tan densas que no te permiten visualizarlo. En esos momentos, solo resta la fe.

¿Cómo entender que la persona que un día te juró amor eterno de repente mira a tus ojos y, casi con indiferencia, te dice: "Se acabo; necesito de un tiempo para pensar"? ¿Pensar... qué? ¿Que el amor no era amor? ¿Que no sabía lo que estaba haciendo; que se engañó?

Aunque no lo veas. Aunque el corazón herido te grite, llorando, que Dios también te abandonó. Aunque quisieras dormir, y nunca más despertar. Dios está en medio de ti y te ayudará a superarlo.
Dios te sacará del dolor, de las lágrimas; de esa noche oscura que estás viviendo.
Si Dios cree que es lo mejor para ti, trabajará en el corazón de la persona amada que se fue. Pero, tal vez, sea tu corazón en el que el Señor necesite trabajar. Para encontrar la felicidad en familia, es necesario primero ser feliz a solas.

La vida no acabó, aunque tus sentimientos lo digan a voz alta. La vida continúa. Hay sol allá afuera, y las flores se abren anunciando el nacimiento de un nuevo día. ¡Despierta!.

Repítete a ti mismo: “Estoy vivo”. ¡Es eso lo que importa! Puede que estés herido/a, pero estas vivo/a y, con eso que te resta de vida, Dios todavía puede escribir la más linda historia de amor para ti.


Lo que tengo en mi coral son: 2 estrellas de mar:

  1. Las personas y su búsqueda por la felicidad dejan todo en manos del que pasará. Si bien es siempre un riesgo conocer gente por la decepción que conlleva. Pero esa soledad que aparentemente sentimos no es más que el rechazo a ver algo que no nos toca físicamente pero su presencia la vemos desde que abrimos los ojos hasta que los cerramos para siempre…

    A veces solo vemos lo que queremos ver y eso es no saber que siempre estuvo alguien allí quien nos escribió en el libro de la historia antes que si quiera la humanidad fuese concebida.

    Dios no se pone a pensar si siente amor por tí, porque ya es un hecho.

    Todo es relativo excepto Dios.

  2. Estar vivo... lo más importante que se tiene para seguirse parando, ante caídas posiblemente inminentes...

    Me gusta mucho el estilo de tu blog! Le queda muy bien!

    Un abrazo!


Deja tus pensamientos conmigo

que son como la arena del mar