Cómo encontrar al amor de tu vida

¿Por qué siempre nos planteamos un estereotipo de lo que queremos llegar a tener en la vida?, ¿por qué nos frustramos cuando no lo podemos llegar a tener?, ¿Por qué buscamos alguien perfecto?.

No existe la relación perfecta, la mujer perfecta, el hombre perfecto, pero todo se puede lograr o encontrar cuando dejas que Dios guié tus dediciones. Leí una vez, un libro que se titulaba “Cómo encontrar tu pareja ideal”, decía que: “La definición de amor se ha reducido hoy a sentimientos o atracción física”. Y es verdad, hoy en día, si una mujer u hombre no es lindo, de buena familia, al menos que se vista bien, no nos fijamos en alguien así, queremos algo “mejor”, pero, cómo puedes decir que quieres algo mejor, si aun no has probado su dulzura, su gentileza, su amabilidad, todo aquello que lo o la caracteriza. Aquella mujer u hombre que te comprende, te escucha y esta lleno de amor solo para ti.

Antes de pedir numerosas cualidades de tu “hombre o mujer perfecta” primero pregúntate si aquella persona, que gracias a Dios puede que la encuentres, quiera a alguien como tú en su vida. Ponte a pensar que tú no estés a su “altura” así como las demás mujeres u hombres que te buscaron porque en verdad te querían, y tú las o los descartaste porque no cumplían tus “anhelos y expectativas”.

Recuerda que, nadie debe de aforrarse a nada. En el momento que nos aferramos a algo o a alguien, nos convertimos en esclavos de ese algo o alguien. Si deseas a alguien para ti y que llegue a funcionar su relación, te invito a hacer una lista de las cualidades que deseas en una mujer u hombre, y después de hacerla ponte a pensar, que si la llegaras a encontrar con ayuda de Dios, ¿tu cumples con las expectativas de ella o él?.

Si tu eres para él o ella, Dios obrara en ustedes, para llevar una relación basada en amor y comprensión.

Lo que tengo en mi coral son: 0 estrellas de mar:


Deja tus pensamientos conmigo

que son como la arena del mar